Autor: Iván Fernádez De Lara

A veces pienso que el idioma es muy limitado, pero veo los memes en las redes sociales y se me pasa.

Cada quien tiene su opinión y la mía es que los memes son un pseudo lenguaje en internet, un “idioma de las redes” y les voy a explicar mi postura.

Con la aparición de las redes sociales también surgió una necesidad de expresarse de manera rápida, corta y contundente, ya nadie lee esos posts kilométricos en Facebook; Twitter mismo desde su inicio limitó la comunicación a 140 caracteres, surgieron redes como Instragram y Pinterest donde una imagen y varios hashtags lo dicen todo, pero además surgió una nueva modalidad de expresar cualquier tipo de tema, sentimiento o emoción, los memes.

Los memes son concisos y claros, con una imagen y un texto muy corto te dicen todo, son también muy objetivos, no son cuestionables pues una risa inmediata avala su veracidad.
Generalmente son humorísticos, sarcásticos y mordaces con un oportunismo que no deja de sorprendernos, tarda más un futbolista en fallar un penal decisivo, que toda la gente, de todos los equipos lo aniquile con una oleada de memes.

Por ende son el material más compartido, esa risa satisfactoria que genera la ocurrencia del autor hace que irremediablemente lo compartas y con ello se posicionen como el material más viral por excelencia dentro de internet.

Los memes son multitemáticos, para todos los niveles socioeconómicos y embonan perfectamente en cualquier tendencia o tema, desde política, deporte, religión o incluso temas de tendencia como la entrega de los Oscares o algún evento relevante de unas horas de duración.

Los memes no tienen dueño, son de todos nosotros y son para compartirlos y expresarnos de manera divertida en fracción de segundos.

A continuación una colección de algunos memes que seguramente pasarán a la historia.

@TriptoFainus