Por: Chino Rojas

Si tienes una empresa o has lanzado al mercado algún producto o servicio, hay un punto fundamental con el que has tenido que lidiar: La competencia.

Actualmente, con tantas marcas y diversidad en cuanto a categorías de productos y servicios, la competencia directa es algo común en el mundo del marketing y la publicidad. Esto obviamente hace más difícil de vender un producto, por lo que obliga a las marcas a fortalecer sus estrategias, no sólo pensando en el consumidor sino en sus competidores.

La mayoría de las marcas enfrentan a la competencia; estudiándola a fondo, encontrando diferencias, debilidades, y fortalezas entre productos, y en base a esto se crea el plan de marketing, generalmente dando un giro completamente diferente al de los demás productos; resaltando atributos, etc. Pero… ¿Existe otro tipo de competencia?

La publicidad comparativa es un recurso que muchas marcas utilizan para informar al consumidor acerca de sus ventajas por encima de otros productos con el fin de hacerlos quedar como inferiores ante la vista de todo el público. La marca atacada puede optar por ignorar este tipo de anuncios y continuar con su estrategia, o puede pensar seriamente en volver a realizarla enfocándose en responder al ataque.

Cuando la rivalidad es tan directa, este tipo de publicidad se repiten más de una vez, y existen marcas que no juegan limpiamente y tratan de sacar del juego a sus rivales de mercado a como dé lugar. Estos casos han sido tan directos e intensos que han llevado a la transformación de la competencia, y la han convertido en una guerra.

Estas guerras son tan encarnizadas que casi puedes sentir los golpes, y dan la sensación de no tener fin. Pero aparte del objetivo principal; vencer a la competencia, estas campañas generan mucha atracción hacia el público en general y con más razón a los consumidores potenciales de las marcas que están en plena batalla, ya que son realizadas con un alto grado de originalidad, y por qué no decirlo; son bastante divertidas.

Las marcas que más han estado participando en este tipo de batalla publicitaria son:

Coca-Cola vs Pepsi

Audi vs BMW

Apple vs Microsoft

Burger King vs McDonald’s

Televisa vs Tv Azteca

Andrea vs Cklass

Las batallas tienen la capacidad de ser viralizadas de inmediato, de manera más común por medio de las redes sociales, generando conversaciones y debates entre los mismos usuarios. Así que si la misión es ganar atención, esta es una muy buena opción, simplemente hay que escoger un oponente digno.