Autor: Arturo Revolloso

Hay para mi gusto 2 tipos de sitios web que necesitarán más o menos tiempo para su realización y mantenimiento.

Sitio web estático

En este tipo de sitios tenemos los que son de carácter informativo, esos donde el usuario entra a navegar y saber cómo se hace un trámite, o cómo se llama algún producto o simplemente quiere evitarse la molestia de llamar por teléfono a la compañía dueña del sitio.

Para este tipo de sitios lo mejor es que el contenido sea conciso, pues ya que el usuario no lee demasiado.

Los apoyos visuales son vitales para que el usuario entienda mejor lo que quieres transmitir. Ya sea con imágenes fijas, en movimiento (sin exagerar) o con videos, puedes dejar al usuario muy contento o con más dudas que con las que entró.

Sitio web dinámico

Este tipo de sitio me refiero al contenido más que al movimiento gráfico que pueda tener.

Aquí vamos a encontrar muchos que se actualizan cada minuto como los periódicos online, así como los de compañías que tienen agencias de publicidad, como Konzeppt, que se encargan de subir contenidos de manera constante tanto al sitio, como a las redes sociales para hacer el llamado “Drive To Web”.

También encontraremos los blogs personales que hay gente que pone a escribir más por hobbie que por la monetización que se genere.

Cualquiera que sea el caso, las oportunidades de que tenga más o menos éxito dependen del contenido. Un sitio, ya sea dinámico o estático, donde el contenido esté mal redactado, con faltas de ortografía, está destinado a la crítica y a que nadie lo visite ni lo recomiende.