Autor: Ruben Monroy

A finales de los 80’s y después de haber realizado exitosas campañas publicitarias con artistas como Michael Jackson y White Houston, Pepsi decidió sumar a esta lista a Madonna, el contrato se cerro a principios de 1989 por un monto de $5,000,000 USD más el patrocinio de su tercer Tour (Blond Ambition World Tour).

No fue coincidencia que Pepsi decidiera incluir a Madonna en su campaña publictaria de 1989, ese año era el lanzamiento de su cuarto trabajo de estudio titulado Like a Prayer, teniendo como primer sencillo la canción Like a Prayer, misma que se utilizo como parte del comercial de la campaña publictaria. El comercial fue estrenado el 2 de marzo de 1989 a través de la cadena NBC en horario estelar durante la transmisión de uno de sus programas más exitosos “The Cosby Show”, el comercial fue visto por más de 250 millones de espectadores a nivel mundial.

En el comercial titulado “Make a wish” se ve a Madonna recordando su niñez, mezclado con escenas de ella como adulto bailando con sus vecinos de la niñez, todo esto sucede mientras se escucha la canción Like a Prayer. La canción y el video fueron lanzados el 3 de marzo de 1989, logrando vender 9.5 millones de sencillos en todo el mundo.

¿Pero cual fue la reacción de la Pepsi a ver el video oficial de la canción, en el que se pueden apreciar imágenes del interior de una iglesia, Madonna besando a un santo afroamericano, estigmas y cruces ardiendo?

Derivado de las criticas y boicot propuesto por el Vaticano, Pepsi decidió romper el contrato, por lo que ya no patrocino el Tour y el comercial fue retirado.

Al final de 1989, Pepsi cerro el año con grandes ganancias a pesar de la controversia por el comercial, Madonna cobro $5 Millones de USD, tuvo uno de los sencillos con mayores ventas a nivel mundial (9.5 millones), logrando:

• #1 de la lista100 Videos That Broke the Rules
• #20 The 100 Top Music Videos de la revisata RollingStones
• #2 de la lista 100 Greatest Videos de VH1