Autor: Zahed Becerra

El 3 de julio de 1985 se estrenó una de las películas más representativas de todos los tiempos y que hasta la fecha sigue siendo un tema de conversación entre los que con ansias esperábamos el 2015, por supuesto hablamos de “Back to the future”.

Esta trilogía de ciencia ficción producidas por Steven Spielberg encontraron la manera de hacernos pensar y soñar con un futuro donde hay patinetas voladoras y chamarras que se secan con un simple comando de voz.

Las marcas encontraron una gran oportunidad al incluir sus productos estrella en esta cinta y a la fecha siguen en la mente de muchas personas.

1.- DeLorean DMC-12
Automóvil deportivo fabricado por Delorean Motor Company y encargado de hacer posible los viajes en el tiempo, se volvió popular por sus puertas en forma de ala de gaviota que abrían hacia los lados como ningún otro automóvil.

2.- Mattel Hoverboard

Las tablas para patinar son muy comunes hoy en día, pero ¿Qué pasaría si la marca de juguetes más grande del mundo creara tecnología anti gravedad para dejar las ruedas en el pasado? Así se posiciona Mattel con la Hoverboard, un modelo que logró que las réplicas con ruedas se agotaran en el mercado.

En la actualidad personalidades como Tony Hawk –profesional del skate boarding- sueñan ya con la posibilidad de tener algo parecido.

3.- Gibson ES-345

Una de las marcas más importantes de instrumentos musicales a nivel mundial que hizo creer que el Rock & Roll había nacido en un baile escolar de la mano de una guitarra de su manufactura.
La Gibson ES-345 se implantó en la película para darle el toque de credibilidad y profesionalismo a la banda que tocaba en la escena del baile del colegio, dejando por mucho bien parada a la marca ante los espectadores del film, es una escena que todos los que vieron Back to the future recuerdan perfectamente.

4.- Nike McFly

Fanáticos en todo el mundo de “Volver Al Futuro” esperaron el 2015 por el “Nike McFly”, los zapatos deportivos que usó Michael J. Fox en una de las entregas de la saga.

Desde la subasta realizada en el 2011 en apoyo a la fundación para personas con Parkinson –padecimiento que sufre el protagonista de las trilogía en la vida real- la ilusión volvió a miles de fans con la entrega de estos nuevos tenis que sin lugar a duda los hizo vibrar de emoción. El precio promedio llegaba a los dos mil dólares, algo poco accesible para muchos.

Ahora Nike hace pública la noticia de producción masiva de este par con cintas ajustables automáticamente, un avance para la ciencia y una realidad para todos los fans de la trilogía.

El product placement ayudó a estas marcas a lograr un top of mind que sobrevive al tiempo y 30 años después del estreno de la primera película de “Volver Al Futuro”, siguen siendo noticia.